logo
CRUCERO POR ANTILLAS Y CARIBE SUR CON TODO INCLUIDO

Colón, Panamá
Cartagena, Colombia
Octubre - 2019

2

¿A dónde querés viajar?

  • Fecha

    18/10/2019

    $ 43.320

    precio por persona

    2 adultos - 0 menores

    7 noches

    Crucero Monarch

    2 adultos - 0 menores

    7 noches

    Crucero Monarch

Barco

Descripción

Itinerario: Colón (Panamá) - Cartagena de Indias - Navegación - Curaçao - Kralendik (Bonaire) - Aruba - Navegación - Colón (Panamá) 


07 noches a bordo del Crucero Monarch de Pullmantur en Cabina Exterior

Régimen todo incluido

Tasas

Hoteles

El barco Monarch es el más grande hasta la fecha de todos los que integran la flota de Pullmantur Cruceros. Tras su renovación, tiene una capacidad para 2766 pasajeros. Si algo llama la atención son sus 12 cubiertas, en las que se despliegan todo tipo de instalaciones para hacer de esta experiencia, un recorrido inolvidable.

Entre sus servicios, podemos encontrar cancha de basket, para los más aficionados al deporte de la canasta, salón de espectáculos, discoteca, gimnasio, spa, salón de belleza, restaurantes, piscinas, jacuzzis, llamativas terrazas y hasta un muro de escalada en el que podes liberar tensiones y adrenalina y que te permitirá alcanzar las mejores vistas desde el punto más alto de todo el barco.

En cuanto a la restauración, la oferta es muy amplia: desde restaurantes de fusión asiática hasta buffets de autoservicio en los que degustar diferentes platos elaborados con todo lujo de detalles por los chefs de Pullmantur Cruceros. Junto a estos espacios, también dispone de discoteca, para poner en práctica tu movimiento de caderas, centro de conferencias, centro de fitness y zona infantil con monitores integrantes del grupo de animación del barco Monarch, para que disfruten los más pequeños de la casa en sus ratos de ocio y diversión.

Ciudades

  Cartagena, un pueblo pesquero precioso de la costa caribeña de Colombia, es un auténtico tesoro oculto de arquitectura colonial y fortalezas del s.XVII.  Es uno de los sitios más seguros del país y punto de parada preferido de los cruceros; ostenta muchas playas estupendas, fantásticos restaurantes y un casco antiguo histórico que se puede pasear entero.  No te pierdas la preciosa Ciudad Amurallada, la Plaza Bolívar (donde se encuentra el Palacio de la Inquisición), la catedral y el Museo del Oro. Ni el Castillo de San Felipe de Barajas, uno de los edificios más antiguos de Colombia.

 

Aunque tiene mucho de costeña, de francesa y de americana, esta isla es holandesa, siendo además la mayor de la zona antillana que pertenece a ese país. Produce un licor muy famoso en todo el mundo y su aire urbano europeo se combina con la calidez de las plazas del Caribe.

Hace millones de años, una erupción volcánica en lo profundo del océano sacó de la nada a esta maravillosa isla, la mayor de las cinco que componen las Antillas Holandesas.

Curazao invita a los turistas a descansar en sus 38 playas de arena y agua cálidas, que además son ideales para practicar deportes náuticos. Las más famosas playas de la zona son Jan Thiel, Kenepa, Bárbara y El Siete Bocas, de la que se dice que "el mar caprichosamente esculpe murallas de corales".

En cuanto a museos de arte y cultura, la isla tiene la Cueva del Hato, donde los esclavos realizaban sus ritos de santería y que fue adaptada para gozar de un paseo por el interior de la tierra. En sus entrañas está el pozo de los deseos, donde, según los dichos populares, "deseo que se pide, deseo que se cumple".

Otros de sus atractivos es el puente de la Reina Emma, construido en madera, que flota sobre unos planchones y se abre unas 40 veces diarias para dar paso a los grandes buques que ingresan por la bahía Santa Ana. Al recorrerlo a pie da la sensación de que uno se fuera a caer.

También está el puente de la Reina Juliana, que tiene una altura monumental de 50 metros pero que es exclusivo para el tránsito de automóviles.

En el centro de la ciudad Las construcciones arquitectónicas conservan el estilo holandés, sus fachadas pintadas de múltiples colores especialmente seleccionados ofrecen un panorama majestuoso, por lo que al recorrer sus calles da la sensación de estar en Europa y no en una isla antillana.

En cuanto a la comida existen manjares para todos los gustos. Hay restaurantes con especialidad en comida china, italiana, típica y caribeña.

También puede disfrutar de los licores autóctonos fabricados por sus habitantes, hechos con cáscara de naranja, tales como el Licor de Curazao, una especie de tequila, o la cerveza Amstel, espumosa y deliciosa.                            

La isla de Bonaire es un territorio insular de las Antillas Holandesas, que, a su vez, forman parte del Reino de los Países Bajos y de los países y territorios de ultramar de la Unión Europea. Está situada en el sur del mar Caribe, frente a la costa occidental de Venezuela.

Con 288 km² de superficie, es la segunda isla en tamaño después de Curazao. Su capital es Kralendijk, situada en la costa centroccidental de la isla.

Está recorridas por senderos y caminos. En su interior se hallan lagos de aguas saladas. Uno de los más atractivos es el Lago Goto, habitados por flamencos.

El sur es llano. Dentro de la isla se puede apreciar la flora y la fauna protegida, en el Parque Nacional de 55 km2 creado en 1969, y donde se han detectado más de 195 especies de aves.

Al Oeste de Bonaire, muy cercana a la costa, está la pequeña isla de Klein Bonaire, la cual está deshabitada y rodeada de playas, se pueden encontrar cuevas que son refugio de una colonia de tortugas y arrecifes de coral en un mar calmado, pues la costa está protegida de los vientos.

Ubicada en las Antillas Menores,  al noroeste de Venezuela y al sur del Mar Caribe, es una de las islas ABC (Aruba, Bonaire y Curacao). Además, es un lugar ideal para escapar del bullicio de cualquier ciudad y refugiarse en sus edénicas playas bañadas por aguas turquesas y eternos rayos de sol. No sólo se puede disfrutar de los lujosos hoteles de la isla, sino que también es posible explorar el interior y la costa norte, donde la industria hotelera y el turismo todavía no se han extendido, dejándolo libre para las cabras y los torcidos árboles dividivi.

La temperatura tropical, suavizada por los vientos alisios, ronda los 25 grados centígrados de media, siendo su temporada alta la comprendida entre los meses de diciembre y abril.

En la Playa de Palm Beach se encuentra en el centro de la industria turística de Aruba, por lo que muchos de los hoteles más importantes de la isla se encuentran cerca de esta playa. Lo mejor que se puede hacer aquí es disfrutar del sol en las blancas arenas donde la sombra de las palmeras y las palapas es perfecta para la hora de más calor.